Y si la vida no es una broma, entonces ¿porque coño reímos?

viernes, 23 de septiembre de 2011

La vida es eso, llorar un día y sonreír al siguiente.

No pensar, no actuar, no hablar, no correr, no seguir, no adelantar, no querer, no amar, no aconsejar, no escuchar, no platicar, no cotillear.
La vida pasa, y al parecer también pasa de mi. Los trenes pasan, y no por mi parada. Las nubes corren, pero no hacía a mí.
No queda ya nada, ya todo se acabó y ya solo queda la maldita soledad, la soledad que me atormenta y me hace sentir más inútil por momentos.
El sol sale, pero no dan rayos de luz en mi vida, y solo que queda fingir sonrisas. ¿no importo?, ¿no existo?.
Pero es que pienso y actúo y no sirve de nada, aquí ya nada tiene el mismo valor que antes, ya las sonrisas no son iguales que las de ayer, y las lágrimas parecen ser más amargas que que en el pasado, más pesadas, más angustiosas.
Y no merece la pena seguir sonriendo cuando en el fondo solo quiero llorar, pero no quiero rendirme, no quiero que la batalla la gane la vida, decidiré y conseguiré derrotarla un poco más con cada sonrisa, y aguantaré cada empujón que me obligue a caerme, consiguiendo levantarme por mi solita.


2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo señorita!!!Debes levantarte al mundo con una sonrisa, porque las penas ya tendrás tiempo para vivirlas!!

    Un beso y sigue asii!!

    ResponderEliminar
  2. Claaaro :D aqui en esta vida hay que ser feeliz =)

    ResponderEliminar