Y si la vida no es una broma, entonces ¿porque coño reímos?

miércoles, 27 de abril de 2011

Huele a recuerdos...

Es extraña esa sensación, es tan extraña e ilógica, que se siente cuando recuerdas el pasado; es una sensación como unas risas de unos niños pequeños, jugando en el parque o al escondite, decidiendo todo con un 'pito, pito, colorito'...
Ver fotos de cuando eras pequeña, y ver esa sonrisa preciosa, sin preocupación alguna, enfados tontos, llantos en los que acudía tu mamá a abrazarte una noche de tormenta, o simplemente cuando tenías una pesadilla...
Y te das cuenta de todo el tiempo que ha pasado, y sientes que quieres volver a atrás, y revivir todos esos momentos; pero tedas cuenta que solo son recuerdos, y que ya no volverán nunca, y solo te queda esa enorme sonrisa que te sale de oreja a oreja, viendo todas esas fotografías.
Esa foto con un hermano, con una madre, con un padre; fotografías donde sales totalmente feliz, con personas que ya no están. Y todo lo que sientes es rabia; rabia por no poder recordar esos tiempos, y solo consigues recordar un minuto de un solo día, un día en el que sabes por las fotos que te lo pasaste en grande, con tus amigos de la infancia, tu familia... Y empiezas a emocionarte, y cae una gotíta por tu cara, deslizándose por tu sonrisa y cayendo a las fotografías.

1 comentario:

  1. QUE BIEN ESCRIBES MADRE MÍA! te sigo, espero que te pases y si te gusta me sigas en www.andreateira.blogspot.com

    ResponderEliminar