Y si la vida no es una broma, entonces ¿porque coño reímos?

sábado, 13 de agosto de 2011

Todo esto es... como una puta balanza.



Es como si una balanza se desequilibrara cuando tu sonríes, o cuando haces algo que odio.

La balanza gana más con esas virtudes que con aquellos defectos que odio más que nada.


Cada día esa balanza sube un centímetro, y baja dos, un cruce de miradas gana a cualquier defecto, y es que es como si de repente miles de hormigas, y miles de elefantes se colocaran encima de esos recipientes de aquella balanza, se podría decir que aquello que pesa más, lo que más feliz me hace -tus virtudes- son los elefantes, y aquello que no soporto, aquello que es capaz de amargarme el día más feliz de mi vida -tus defectos- sean las hormigas, y es que es como si cada palabra que dijeses, cada gesto que hicieras, cada mirada que echaras, se clavara de lleno en aquella puta balanza que no me deja vivir, que no me deja sonreír, solo a veces ; se podría decir, que he nacido para tener esa balanza justo al lado de mi corazón y mi mente, que me obligue a medir cada gesto, cada mirada y cada palabra que pase de tu vida a la mía.

1 comentario:

  1. Muy bien escrito... sigue así...Escribe con el corazón y nunca lo fuerces...te dejo mi blog :)...http://cruzarellimiteesromperlasnormas.blogspot.com/

    ResponderEliminar